Ganadoras y Ganadores del II Concurso de Microrrelatos

Por fin tenemos a l@s ganador@s del II Concurso de Microrrelatos que la Asociación Andaluza de Fibrosis Quística ha convocado este año como resultado del éxito de la anterior edición.

Las personas ganadoras son;

1º “Problemas»
Autor: Marcos Marín Román
Amigo de persona con FQ

2º “Juan y su cabra loca Pepita»
Autora: Mª del Rocío Espinosa Canales
Familiar de persona con FQ

3º “La inspiración de mi vida
Autora: Ana López Moreno
Familiar de persona con FQ

Felicidades a l@s ganador@s, y muchísimas gracias a todas las personas que han participado, por vuestro entusiasmo y esfuerzo sin el cual no se podrían llevar a cabo este tipo de actividades.

A las personas ganadoras en breve os llegarán los premios por correo.

A continuación os dejamos los Microrrelatos para que puedan disfrutarlos.

PROBLEMAS

Un día volvió mi hija del colegio y me dijo: «Hoy hemos empezado a hacer una actividad nueva en clase de matemáticas. Son unos ejercicios llamados problemas. Pero no sé porqué los llaman problemas; son como cuentos con números que se resuelven en cinco minutos. Hay compañeros a los que se les cuesta mucho encontrar la solución, pero a mí no me cuesta nada.

Le he preguntado a la maestra y me ha dicho que si quiero puedo llamarlos ejercicios. Dice la maestra que cada año que pase en el colegio voy a tener que resolver más ejercicios y más difíciles. Sabes mami, estoy deseando encontrarme con un ejercicio realmente difícil y que tarde horas en resolver.»

Tras la conversación empecé a recordar lo que me dijo el doctor al poco de nacer mi hija. Era algo así como: «Su hija está bien pero viene con problemas».

Ahora, cada vez que oigo esa palabra no puedo dejar de sonreír. Y si mi hija está al lado nos miramos a los ojos y nos partimos de la risa.

 

 

JUAN Y SU CABRA LOCA PEPITA

El cabrero Juan en su rebaño de cabras tiene una que para él es especial, Pepita. Es marrón de ojos azules que cuidó desde su nacimiento, pero la crió de una manera especial, como un perrito. Conviven juntos en la misma casa, es su mejor amiga.

Pero una mañana, al despertar vio que Pepita no estaba a los pies de su cama. Se había escapado. Comenzó a buscarla y empezó a poner carteles e incluso consiguió salir en televisión haciendo un llamamiento para que la gente buscaran a su cabra Pepita.

Pepita estaba un poco loca. El que la trataran como a un perro, hizo que perdiera su personalidad y salió a buscarla. Recorrió la sierra sevillana y la onubense. Juan seguía buscándola. Un día recibió una llamada y le dijo que encontró a Pepita.

Siguiendo las indicaciones de la llamada llegó a la playa de Islantilla. Entre sollozos la abrazó y su sorpresa fue que Pepita tenía en la boca un pez.

No todas las cabras tiran al monte. Pepita fue a la playa para remate de su locura.

Juan comprendió que Pepita debería de vivir como una cabra, aunque fuera la más especial de su rebaño.

 

 

LA INSPIRACIÓN DE MI VIDA

Inspirar, espirar. Inhalas, mantienes el aire en tu cuerpo chiquito, exhalas. Te miro a los ojos y tengo la certeza de que no vas a tener que pasar por ninguno de mis dolores. Inspirar, espirar. Siento tus pulmones bajo mi mano. Sé que mis miedos, fueron eso, solo miedos, inmensos miedos, pero que no hay motivos para ellos. Inspirar, espirar. Tu respiración me da la calma. Pongo tus apenas 3 kilos sobre mi pecho y, respirar, ese ejercicio que durante mi vida tanto me ha costado, ahora se vuelve rítmico al tuyo, tu compás me alienta, eres la inspiración de mi vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *